top of page
Articles_edited_edited.jpg

Explorando NSD

Desviación del tabique nasal

Para explorar si la desviación del tabique nasal (NSD) es predominantemente congénita o se desarrolla más adelante en la vida, como sugirieron Reitzen y Shah, podemos consultar varios estudios recientes que ofrecen información sobre los orígenes y las implicaciones de la NSD.

Aspectos Congénitos y Detección Temprana:

  • Harugop et al. (2012) investigaron la prevalencia de NSD neonatal y la identificaron en aproximadamente el 20% de todos los recién nacidos. Esta prevalencia sugiere un elemento congénito del NSD, que podría surgir de un traumatismo del nacimiento o de factores de desarrollo prenatal.
  • Un estudio de Lawlor et al. (2017) sobre los NSD neonatales debido a partos difíciles respalda aún más la noción de NSD congénito. Presentaron casos en los que la intervención quirúrgica temprana para NSD en recién nacidos fue resultado de un traumatismo de nacimiento, destacando la presencia congénita y el potencial de corrección temprana.

Desarrollo y progresión en el tiempo:

  • La revisión exhaustiva de Alghamdi et al. (2022) resumen la NSD como una afección que puede afectar significativamente el flujo de aire nasal y se asocia con una variedad de presentaciones clínicas. Si bien las desviaciones menores son comunes y pueden no causar síntomas, las desviaciones significativas pueden provocar síntomas obstructivos, lo que indica que el grado y el impacto clínico de la NSD pueden evolucionar con el tiempo.

  • García et al. (2010) utilizaron dinámica de fluidos computacional para mostrar que la ubicación de la desviación septal dentro de los conductos nasales afecta significativamente la resistencia nasal. Este estudio sugiere que las desviaciones, particularmente aquellas en la parte anterior del tabique, pueden tener un impacto más pronunciado en el flujo de aire nasal, lo que podría no ser inmediatamente evidente en casos congénitos, pero se vuelve más significativo a medida que la desviación empeora o se desarrollan otras estructuras nasales.

Asociaciones con otras condiciones:

  • Los estudios también han examinado la relación entre NSD y otras condiciones, como el trabajo de Sistani et al. (2019), que exploraron las asociaciones de NSD con la neumatización mastoidea y la otitis crónica. Descubrieron que la NSD moderada y grave afectaba significativamente el volumen de las células aéreas mastoides y se asociaba con otitis crónica, lo que sugiere que los efectos de la NSD podrían extenderse más allá de la obstrucción nasal e impactar las estructuras adyacentes.

En resumen, la literatura indica que los NSD pueden tener orígenes congénitos y desarrollarse o volverse más pronunciados más adelante en la vida debido a diversos factores, incluidos traumas, patrones de crecimiento y condiciones asociadas. Los estudios mencionados anteriormente, junto con los hallazgos iniciales de Reitzen y Shah, sugieren una etiología compleja de la NSD, que involucra tanto variaciones anatómicas inherentes presentes al nacer como factores que influyen en la estructura del tabique nasal a lo largo del tiempo. Esta perspectiva multifactorial subraya la importancia de considerar elementos tanto congénitos como adquiridos al diagnosticar, evaluar y tratar las NSD.

bottom of page