top of page
Articles_edited_edited.jpg

Tortuosidad: medición del tabique

El artículo de Reitzen et al. (2011) introduce un enfoque único para cuantificar la desviación del tabique nasal a través de una medida llamada "tortuosidad", centrándose en la relación entre la longitud real del tabique y su longitud recta ideal. Esta metodología ofrece una medida directa y simplificada para comparar la desviación del tabique nasal entre diferentes grupos de edad, lo que demuestra que los niños mayores y los adultos exhiben una mayor frecuencia de desviación que los niños más pequeños, lo que podría sugerir una etiología no congénita para la mayoría de los casos de desviación del tabique nasal.

Comparar este enfoque con otros en el campo revela una diversidad de metodologías para evaluar y clasificar las desviaciones del tabique nasal:

Herramientas de medición para el diagnóstico: Aziz et al. (2014) realizaron una revisión sistemática identificando varias herramientas de diagnóstico como la rinometría acústica, la rinomanometría y el análisis del sonido espectral nasal como útiles para identificar la desviación del tabique nasal, particularmente en la región anterior de la cavidad nasal. Sin embargo, observaron que estas pruebas, de forma aislada, carecen de sensibilidad y especificidad en comparación con la endoscopia y las imágenes, lo que subraya la complejidad y variabilidad en la medición de la desviación septal.

Dispositivo de medición del tabique nasal: Sooklal et al. (2013) describieron un dispositivo fácil de usar diseñado para medir el espesor del tabique nasal después de la cirugía, proporcionando una herramienta práctica para evaluaciones clínicas. Esta innovación destaca los esfuerzos en curso para desarrollar técnicas simples y efectivas para evaluar las desviaciones del tabique en un entorno clínico.

Análisis morfométrico mediante TC: Orhan et al. (2014) investigaron la relación entre la desviación del tabique nasal y el volumen del seno maxilar, utilizando imágenes de TC para una reconstrucción tridimensional para evaluar los volúmenes de los senos y los ángulos de desviación del seno. Este estudio ejemplifica el uso de técnicas de imagen avanzadas para una evaluación integral de la anatomía y las desviaciones nasales.

Sistema de clasificación basado en TC: Lin et al. (2014) propusieron un nuevo sistema de clasificación basado en tomografías computarizadas, cuantificando las desviaciones con medidas como la relación línea-curva y el área de desviación. Este método tenía como objetivo proporcionar un análisis más objetivo y detallado de las desviaciones del tabique, lo que refleja la tendencia hacia el aprovechamiento de las herramientas de análisis e imágenes digitales en la investigación en rinología.

Índice de desviación del tabique nasal (NSDI): Codari et al. (2016) introdujeron un índice de desviación del tabique nasal basado en datos CBCT, lo que demuestra el potencial de los parámetros morfométricos tridimensionales en el diagnóstico de la desviación del tabique nasal. Este índice representa un paso más hacia métricas objetivas y estandarizadas para evaluar las desviaciones septales.

El artículo de Reitzen et al. (2011) contribuye a este panorama diverso al ofrecer un método simple pero eficaz para comparar las desviaciones del tabique en diferentes edades, enriqueciendo el conjunto de herramientas de diagnóstico disponibles para médicos e investigadores. Las metodologías en evolución reflejan una tendencia más amplia hacia la precisión, la objetividad y la amplitud en el diagnóstico y clasificación de las desviaciones del tabique nasal.

The video in this post has been transcribed using an automated service. Please forgive any typographic errors or other transcription flaws.

Dr. Shah:

Alright, so I'm gonna be explaining a scientific article I wrote and came up with this medical term and why you should care about it. So the medical term I came up with is called tortuosity, and that's kind of a fancy mathematical term. And we'll explain what this means. So essentially I was looking at deviated septum and a septum for those of you who don't know, is a piece of cartilage and bone that divides your nose ideally into two identical symmetrical halves. In reality you think this would be pretty easy to measure with a CT or MRI, but most of the time it's actually very difficult because the nose itself and the face have these subtle deviations throughout it and maybe the septum's going from the left to the right. And if you say, I'm gonna measure all the parts of the nose this way, I'm gonna measure all the parts of the nose on the right versus the left, they might even out and it might look like the nose is straight.

 

So there's really, it's kind of more difficult than you think from a mathematical standpoint. So just using basic algebraic techniques wasn't really gonna cut it. So myself and my co-authors came up with this new mathematical term called tortuosity or this new, new term for describing septum. And what we did is we actually measured the length of the septum versus the actual length, the ideal length versus the actual length. And when the septum would cross over and go back and forth, we would come up with this torturous number, which is kind of almost like a calculus kind of figure. And we did this on our CTs and MRIs. And the reason this was helpful is that oftentimes an area of frustration for me and for many of my patients is they'll get a CT or MRI the doctor will say they do or do not have a deviated septum. And essentially there wasn't really a tool to measure that. So again, if you're into math I can dive into this a little deeper in the article. But if you're not into math, I’ll just let you know that there's different ways of measuring how you can calculate a deviated septum.

bottom of page